jueves, 25 de septiembre de 2014

un nudo en el estómago

No formaba parte de un plan
nada nunca forma parte de un plan;
un plan que, por otra parte, no existe
ni existió ni, me temo, existirá.
Ahora las palabras no son suficiente,
lo que digo o me dices no es suficiente;
el vacío se abre ante ti,
como si nunca hubiera existido,
como si te hubieras dado cuenta justo ahora
y, quizás, por aquello-
Todos somos un pozo de nada lleno de alcohol y promesas;
promesas que son para ti una miseria
una mentira tras otra, un amanecer tras otro,
una playa tras otra:
... ya pasará.
Cualquier motivo vale:
... ya pasará.
Mientras tanto, los patos, los árboles y los lagos...
Remar, pedalear y dañar.
Y cuando uno cree haber encontrado el paraíso,
como el de aquella playa.
sabrá más tarde o más temprano
que el deseo lo abrasará todo
y, de nuevo, vendrá la nada.